Menu

Presented by: UT El Paso / Austin Cooperative Pharmacy Program & Paso del Norte Health Foundation

Yohimbé


Compilation by Armando Gonzalez Stuart, PhD.
Yohimbé

Nombre Científico:

Rubiaceae

Otros Nombres Comunes:

Yohimbina, yohimbe bark, Johimbe, Liebesbaum, Lustholz, Potenzbaum, adjadjo, djombe, gabo, belemi.

¿Donde se encuentra?

Este árbol es nativo de África central y occidental, incluyendo los países del Congo, Cabinda, Camerún, Nigeria, Gabón y Guinea Ecuatorial (EFSA, 2013; Quattrocchi, 2012; Mabberley, 2008).

Parte(s) de la planta utilizada(s):

La corteza del árbol.

¿Cómo se usa?

En la medicina tradicional africana, un extracto obtenido de la corteza se toma como afrodisíaco. Para el tratamiento de la astenia o fatiga sexual, se ingiere diariamente una poca de corteza pulverizada, pero ingerir cantidades grandes pude ser peligroso y dañar el cerebro. La corteza se puede masticar o macerar en agua para luego tomarse. También se puede hacer una decocción de la corteza en agua y tomarse como té para aumentar la libido (deseo sexual). A veces, se añade el fruto de la nuez de kola a la corteza de yohimbe para aumentar la estimulación. Una decocción de la corteza se toma para aliviar el dolor de la pelvis (Neuwinger, 2000).

¿Para qué se usa?

La corteza del árbol contiene varios ingredientes activos, pero al alcaloide más importante se conoce como yohimbina. La yohimbina se ha incluye en ciertas recetas medicas para el tratamiento de la impotencia debida a factores psicológicos, vasculares o debidos a la diabetes (Van Wyk and Wink, 2014; Khan and Abourashed, 2010).

La corteza del árbol, sola o en combinación con otras plantas, posee diversas propiedades fisiológicas, incluyendo efectos tónicos, contra la impotencia sexual, contra la somnolencia, para el tratamiento de le esterilidad, como estimulante, como analgésico, contra la astenia y como bloqueador adrenérgico (Quattrocchi, 2012; Khan and Abourashed, 2010; Neuwinger, 2000).
Existe algo de evidencia clínica que la yohimbina puede ser útil para el tratamiento de la disfunción eréctil, aunque se necesitan llevar a cabo más estudios clínicos controlados para evaluar sus efectos más objetivamente (Peak et al., 2015; Van Wyk and Wink, 2014).

Un reporte muy completo sobre el yohimbe menciona que varios suplementos dietéticos a base de la corteza de este árbol están a la venta en el comercio, mismos que supuestamente aumentan tanto el rendimiento como el placer sexual. Ciertos suplementos alimenticios para bajar de peso también contienen la corteza de yohimbe en combinación con otras substancias estimulantes, tales como la cafeína, por ejemplo (EFSA, 2013).
Myers y Barrueto (2009) describieron el caso de un paciente masculino de 42 años de edad, quien presentó con un caso severo de priapismo (erección dolorosa) resistente al tratamiento, después de ingerir un extracto de yohimbe comprado en una tienda.

Haller et al. (2008) llevaron a cabo un estudio de vigilancia prospectiva en el 2006, de un año de duración, sobre llamadas a un centro de control de envenenamientos, relacionadas a incidentes con suplementos dietéticos. Los resultados del estudio mostraron que la toxicidad del simpaticomimético fue el problema que se reportó con más frecuencia. Los productos que contenían cafeína comprendieron el 47%, de los casos, mientras que los suplementos que contenían yohimbe comprendieron el 18% de los caso sintomáticos relacionados a los suplementos.

Seguridad / Precauciones

  • Los efectos secundarios producidos por productos comerciales que contiene yohimbina pudieran incluir presión arterial elevada, taquicardia, ansiedad, micción (orinar) frecuente, dolor de cabeza, agitación, prurito y problemas gastrointestinales (Khan and Abourashed, 2010; Myers and Barrueto, 2009).
  • La ingestión de dosis altas de yohimbina puede elevar la presión sanguínea (hipertensión arterial), así como también pudiera interactuar con medicamentos para bajar la presión sanguínea y medicamentos antidepresivos (Gardner and McGuffin, 2012; Khan and Abourashed, 2010).
  • Evite su ingestión durante el embarazo y la lactancia (De Smet, 1997).
  • Evite su uso en pacientes que padezcan de inflamación de la próstata (prostatitis) (Khan and Abourashed, 2010).
  • La inclusión de la corteza de yohimbe y sus preparaciones han sido prohibidos en alimentos o suplementos alimenticios en varios países alrededor del mundo, incluyendo Bélgica, Dinamarca, el Reino Unido, Irlanda, Holanda, la Republica Checa, Canadá, Australia, y Nueva Zelanda (EFSA, 2013).
  • Personas que padezcan de enfermedades del corazón, hígado o riñones deberían consultar primero con un profesional de la salud antes de tomar cualquier suplemento que contenga yohimbina.

Referencias:

De Smet P.A. Adverse Effects of Herbal Drugs, Vol. 3 Berlin: Springer-Verlag; 1997.

EFSA. European Food Safety Authority. Scientific Opinion on the evaluation of the safety in use of Yohimbe (Pausinystalia yohimbe (K. Schum.) Pierre ex Beille.
EFSA Journal 2013; 11(7):3302

Gardner Z, McGuffin M (Editors). Botanical Safety Handbook 2nd ed.
Boca Raton, FL; CRC Press; 2013; pp. 633-636.

Khan I, Abourashed E. Leung’s Encyclopedia of Common Natural Ingredients 3rd ed.
New York: Wiley; 2010; pp. 631-633.

Haller C, Kearney T, Bent S, Ko R, Benowitz N, Olson K. Dietary supplement adverse events: report of a one-year poison center surveillance project. J Med Toxicol. 2008; 4(2):84-92.

Mabberley D. Mabberley’s Plant Book 3rd ed.
London: Cambridge University Press; 2008; p. 638.

Myers A, Barrueto F Jr. Refractory priapism associated with ingestion of yohimbe extract.
J Med Toxicol. 2009;5(4):223-5.

Neuwinger H.D. African Traditional Medicine.
Stuttgart: Medpharm Scientific Publishers; 2000; p. 382.

Peak TC, Yafi FA, Sangkum P, Hellstrom WJ. Emerging drugs for the treatment of erectile dysfunction. Expert Opin Emerg Drugs. 2015; 20(2):263-75.

Quattrocchi, U. World Dictionary of Medicinal and Poisonous Plants, Vol 4.
Boca Raton, FL: CRC Press; 2012; pp. 448-449.

Van Wyk E, Wink M. Phytomedicines, Herbal Drugs, and Poisons.
Chicago, IL: University of Chicago Press: 2014; p. 214 .