Menu

Presented by: UT El Paso / Austin Cooperative Pharmacy Program & Paso del Norte Health Foundation

Chipilín


Compilation by Armando Gonzalez Stuart, PhD.
Longbeak Rattlebox

Nombre Científico:

Crotalaria longirostrata

Familia Botánica:

Fabaceae

Otros Nombres Comunes:

Chabeh, Chepil (Argueta, 1994; White, 2003; Quattrocchi, 2012).

Nombres comunes en inglés:

Longbeak rattlebox

¿Donde se encuentra?

Esta planta es una leguminosa perenne y arbustiva. Al igual que otra especie relacionada, C. guatemalensis, es nativa del sureste de México y Centroamérica (Quattrocchi, 2012; Mabberley, 2008; Argueta, 1994).

Parte(s) de la planta utilizada(s):

Principalmente los tallos y las hojas.

¿Cómo se usa?

Los tallos y las hojas son comestibles y han sido empleados durante siglos por varios grupos indígenas del sur de México y Centroamérica como alimento y por sus propiedades medicinales

¿Para qué se usa?

Esta planta es considerada tanto nutritiva como medicinal. Sus hojas contienen niveles altos de minerales como hierro, calcio y magnesio. También contienen niveles altos de vitaminas del grupo B, incluyendo tiamina, niacina y riboflavina, además de vitamina C y beta caroteno. Las sopas (caldos) y tamales preparados con esta planta son consumidos para prevenir la anemia. Las hojas se hierven en agua (decocción) para preparar un té que se toma para inducir el sueño. El té también se toma por su acción relajante para el tratamiento de los nervios, endulzado con miel de abeja (Argueta, 1994).

Seguridad / Precauciones

  • No se ha establecido la seguridad durante el embarazo y la lactancia de los productos  elaborados con esta planta.
  • Esta planta debe consumirse con moderación.
  • Evite ingerir las semillas debido a su toxicidad.
  • Otras especies  pertenecientes al mismo género botánico, Crotalaria, son tóxicas para varias especies de ganado y aves de corral (Mackenzie, 2012; Wagstaff, 2008;  Pfrohne and Pfander, 2005).

Antes que decida tomar una planta medicinal o suplemento herbario, asegúrese de primero consultar con un profesional de la salud. Evite el automedicarse y el autiodiagnóstico: ¡Siempre sea precavido (a)!

Referencias:

Argueta A. Atlas de la Medicina Tradicional Mexicana (Vol. 1).
México, D.F.: Instituto Nacional Indigenista; 1994.

Mabberley’s Plant Book 3rd ed.
London: Cambridge University Press; 2008.

McKenzie R. Australia’s Poisonous Plants, Fungi and Cyanobacteria.
Victoria, Australia: CSIRO Publishing; 2012.

Pfrohne D, Pfander J. Poisonous Plants 2nd ed.
Portland OR: Timber Press; 2005.

Quattrocchi, U. World Dictionary of Medicinal and Poisonous Plants (Vol.1).
Boca Raton, FL: CRC Press; 2012.

Wagstaff J. International Poisonous Plant Checklist: An Evidence-Based Reference. Boca Raton, FL: CRC Press; 2008.

White R. Elsevier’s Dictionary of Plant Names of North America Including Mexico.
Amsterdam: Elsevier; 2003.