Menu

Presented by: UT El Paso / Austin Cooperative Pharmacy Program & Paso del Norte Health Foundation

Boldo


Compilation by Armando Gonzalez Stuart, PhD.
Boldo

Nombre Científico:

Peumus boldus

Familia Botánica:

Monimiaceae

Otros Nombres Comunes:

Limoncillo, boldo do Chile, boldus, folo.

¿Donde se encuentra?

Este arbusto o árbol pequeño, aromático y siempre verde posee frutos verdosos pequeños y es nativo de Sudamérica, principalmente de Chile y Perú. Actualmente también se encuentra en México, Ecuador, Argentina, y Marruecos, entre otros países (Carretero-Accame et al., 2016; Jiménez, 2012; Mostacero-León et al., 2011).

Parte(s) de la planta utilizada(s):

Principalmente las hojas, pero a veces también la corteza del árbol.

¿Cómo se usa?

Las hojas se ponen en agua caliente para hacer té. Algunos autores mencionan que si se muelen las hojas antes de ponerlas en el agua caliente da mejores resultados (Jiménez, 2012).

¿Para qué se usa?

El té hecho con las hojas se toma principalmente para tratar problemas de la vesícula biliar (incluyendo cálculos biliares) e hígado. Las hojas también son antioxidantes, carminativas (anti-flatulentas), diuréticas, laxantes, colagogas (estimulan el flujo de la bilis), antihelmíntico (para eliminar lombrices intestinales), para promover la digestión, para disminuir el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre, como sedante del sistema nervioso central, contra las reumas, contra el paño, contra la gota, como antiséptico, contra sífilis y gonorrea, como protector del hígado, contra la cistitis y contra enfermedades renales (Veitch et al., 2013; Quattrocchi, 2012; Jiménez, 2012; Mendoza-Castelán and Lugo-Pérez, 2011; Mostacero-León et al., 2011; Berdonces, 2009; Duke et al., 2009; Alonso, 2007).

Un extracto alcohólico hecho con hojas de boldo fue usado simultáneamente con el medicamento conocido como cisplatina, para evaluar su habilidad para reducir la citotoxicidad de la cisplatina, sin disminuir sus efectos anti-cancerígenos. Los resultados de estudio mostraron que una dosis baja del extracto de boldo podía ser usada benéficamente en conjunto con la cisplatina para así reducir la toxicidad de ésta, sin interferir con su actividad anti-cáncer (Mondal et al., 2014).

Aunque más de 20 alcaloides han sido identificados en el boldo, la boldina es el alcaloide más abundante e importante presente en las hojas y corteza del árbol. Este compuesto posee varios efectos benéficos para la salud incluyendo su acción contra el estrés oxidativo, por medio de la inactivación de los radicales libres, también conocidos como especies oxigenadas reactivas. La boldina posee efectos potentes antioxidantes, anti-inflamatorios, antitumorales, anti-diabéticos y protectores de las células (Carretero-Accame et al., 2016; Lau et al., 2015, 2013). Este alcaloide actúa sobre la vesícula biliar, estimulando la secreción y producción de la bilis (Van Wyk and Wink, 2014; Veitch et al., 2013; Mostacero-León et al., 2011).

Un experimento demostró que un extracto acuoso de hojas del boldo fue neurotóxico a ratas de laboratorio (Mejía-Dolores, et al., 2014).

Seguridad / Precauciones

  • Evite su ingestión durante el embarazo y la lactancia, al igual que en niños pequeños (Carretero-Accame et al., 2016; Veitch et al., 2013; Garner and McGuffin, 2013).
  • Chaboussant et al. (2014) reportaron un caso de comportamiento anormal y alucinaciones en una niña de doce años de edad después de tomar un té de hojas de boldo.
  • El aceite esencial de boldo contiene un compuesto antihelmíntico muy tóxico conocido como ascaridol (Carretero-Accame et al., 2016; Veitch et al., 2013; Duke et al., 2009; Alonso, 2007; Mills and Bone, 2005).
  • La ingestión del boldo está contraindicada en personas que padecen de cálculos biliares, enfermedades hepáticas serias (cáncer del hígado, por ejemplo) u obstrucción del conducto biliar (Carretero-Accame et al., 2016; Garner and Mc Guffin, 2013; Veitch et al., 2013; ANVISA, 2011; HPMC, 2009; Mills and Bone, 2005).
  • Existe un caso documentado de anafilaxia debida a la ingestión de un té de boldo (Monzón, et al, 2004).
  • Productos que contengan la hoja de boldo no deben ser consumidos por períodos extendidos de tiempo (no más de 4 semanas, en tratamientos discontinuos, por ejemplo) (Veitch et al., 2013; Mills and Bone, 2005; Vanaclocha and Cañigueral, 2003).
  • Se ha reportado una posible interacción entre el boldo y el medicamento conocido como tacrolimus en un paciente de trasplante renal (Carbajal et al., 2014).
  • Tomados en altas dosis, los alcaloides del boldo pudieran causar parálisis, alucinaciones, y perturbaciones del sistema nervioso central (Van Wyk and Wink, 2014; Alonso, 2007).

Referencias:

Alonso J. Tratado de Fitofármacos y Nutracéuticos.
Rosario, Argentina: Corpus; 2007; pp. 212-215.

ANVISA (Agência Nacional de Vigilância Sanitária). Formulario de Fitoterapicos da Farmacopeia Brasileira: Brasilia, Governo Federal do Brasil; 2011.

Berdonces JL. Gran Diccionario de las Plantas Medicinales.
Barcelona, Spain: Editorial Oceano; 2009; p. 224.

Carbajal R et al. Case report: boldo (Peumus boldus) and tacrolimus interaction in a renal transplant patient. Transplant Proc. 2014; 46(7):2400-2.

Carretero-Accame et al. Fitoterapia para la colestasis, las alteraciones hepáticas, las náuseas y los vómitos. Capítulo 19. En: Castillo-García E. y Martínez-Solis I. (Editoras). Manual de Fitoterapia 2da ed. Barcelona: Elsevier España; 2016; pp. 295-298.

Chaboussant PJ et al. [Behavioural impairments and hallucinations after consumption of boldo leaf infusions][Article in French]. Therapie; 2014; 69(5):465-7.

Committee on Herbal Medicinal Products (HMPC). Assessment Report on Peumus boldus Molina, Folium; 2009; http://www.ema.europa.eu/docs/en_GB/document_library/Herbal_-_HMPC_assessment_report/2009/12/WC500018102.pdf retrieved March 28, 2016.

Duke J, Bogenschutz-Godwin M, Ottensen R. Duke’s Handbook of Medicinal Plants of Latin America. Boca Raton, FL: CRC Press; 2009; pp. 519-521.

Gardner Z, McGuffin M (Editors). Botanical Safety Handbook 2nd ed.
Boca Raton, FL; CRC Press; 2013; pp. 641-643.

Jiménez A. Herbolaria mexicana 2a ed.
Madrid: Mundi-Prensa; 2012; p. 90.

Lau YS et al. Boldine Ameliorates Vascular Oxidative Stress and Endothelial Dysfunction: Therapeutic Implication for Hypertension and Diabetes.
J Cardiovasc Pharmacol. 2015 ; 65(6):522-31.

Lau YS et al. Boldine protects endothelial function in hyperglycemia-induced oxidative stress through an antioxidant mechanism. Biochem Pharmacol. 2013;85(3):367-75.

Mejía-Dolores JW et al. Efecto neurotóxico del extracto acuoso de boldo (Peumus boldus) en un modelo animal. Rev Peru Med Exp Salud Publica. 2014; 31(1):62-8.

Mendoza-Castelán G, Lugo-Pérez R. Plantas Medicinales en los Mercados de México.
Chapingo, Estado de México: Universidad Autónoma Chapingo; 2011; pp. 192-193.

Mills S, Bone K. Essential Guide to Herbal Safety
St. Louis, MO: Churchill-Livingstone/Elsevier; 2005; pp. 290-292.

Mondal J et al. Low doses of ethanolic extract of Boldo (Peumus boldus) can ameliorate toxicity generated by cisplatin in normal liver cells of mice in vivo and in WRL-68 cells in vitro, but not in cancer cells in vivo or in vitro. J Integr Med. 2014; 12(5):425-38.
Monzón S et al. Anaphylaxis to boldo infusion, a herbal remedy.
Allergy. 2004; 59(9):1019-20.

Mostacero-León J. et al. Plantas Medicinales Del Perú.
Trujillo, Perú: Asamblea Nacional de Rectores; 2011; Pp. 460-461.

Quattrocchi, U. World Dictionary of Medicinal and Poisonous Plants, Vol. 4.
Boca Raton, FL: CRC Press; 2012; pp. 505-506.

Van Wyk E, Wink M. Phytomedicines, Herbal Drugs, and Poisons.
Chicago, IL: University of Chicago Press: 2014; p. 216.

Vanaclocha B, Cañigueral S. Fitoterapia: Vademécum de Prescripción 4ª ed.
Barcelona: Masson; 2003; pp. 142-143.

Veitch N, Smith M, Barnes J, Anderson L, Phillipson D. Herbal Medicines 4th ed.
London: Pharmaceutical Press; 2013; pp. 105-107.